CÓMO ENCONTRAR EL PISO PERFECTO

Hace tiempo que no paraba un momento a escribir aquí relajada, y es que, como sabréis si me seguís en Instagram, hemos tenido unos meses de locura con el cambio de piso, pero quería contaros mi experiencia en todo el proceso.

Llevábamos alquilados cuatro años en nuestro primer apartamento. Era pequeño, de unos 45m2 de  un dormitorio. Pasamos allí el confinamiento y estuvimos muy a gusto los dos, tenía una terraza nos daba mucho desahogo y el piso, aunque era pequeño, era ideal. Hemos pasado muy buenos momentos allí y sobre todo le habíamos cogido mucho cariño porque fue el piso donde empezamos nuestra vida juntos.

Por eso cuando nos enteramos que teníamos que dejarlo nos dio mucha pena y ha sido un proceso muy emocionante pero a la vez nostálgico.

|   Nuestro primer piso  |

Decidimos que era hora de mudarnos a un piso mas grande y empezamos a mirar el mercado para invertir y comprar uno que se adaptara a nuestras necesidades. Tengo que decir que agradezco haber estado alquilada al principio, porque me ayudó a conocer aquello que buscaba yo en un piso, y cómo era nuestra manera de vivir juntos. Cuando buscamos teníamos los dos claro de qué cosas no podíamos prescindir.

Una de las cosas clave que hay que saber cuando buscas "el piso perfecto" es que no existe el piso perfecto.

1. LA LISTA

Cuando me preguntan sobre cómo buscamos piso siempre digo que para mí fue fundamental la lista de cosas que queríamos y el orden de prioridades. Establecimosuna lista de diez cosas que buscábamos sin tener en cuenta que lo pudiéramos pagar, todo muy utópico: luz, buena localización, amplitud, vistas, numero de dormitorios, baños, terraza etc.

Cada uno hace su lista pero lo importante es el orden de prioridad, porque el piso que encuentres seguramente no tenga todas esas cosas que buscabas, pero lo importante es que lo que tenga los primeros puntos de la lista. Seguramente de repente verás uno que te enamore y aunque falten los dos baños que tanto querías o no tenga muchos dormitorios, tiene tantas cosas buenas que nunca imaginaste que podrías tener que de repente un sólo baño sólo te parece perfecto (ya reformarás y harás un aseo). 


No existirá el piso perfecto, pero sí que existe el piso perfecto para ti y está ahí fuera.

2. LA BUSQUEDA

Idealista se convirtió en mi app más consultada durante siete meses. Se que hay más apps de búsqueda de piso, probé también fotocasa y alguna otra, pero al final la que más me gustó fue idealista.         

📍Guardamos varias búsquedas por zonas y nos pusimos alertas. Seleccionamos unas cinco zonas favoritas donde nos gustaría vivir del centro de Madrid y las características que buscábamos: numero de habitaciones, altura de piso, número de baños etc. La primera vez que establezcas las búsquedas empezarás a estudiar lo que hay y a plantearte visitar alguno. 

Mi consejo: lo que lleva más de tres días en idealista no mola...los pisos que merecen la pena, por lo menos en Madrid, vuelan las primeras horas. Esto lo aprendimos a base de disgustos.

3. LAS VISITAS

Una vez te das cuenta que lo que lleva tiempo en idealista no es los que buscas (o porque no es tan bueno como en las fotos, o porque el precio es demasiado alto) empiezas a consultar cada alerta que sale de un piso nuevo en venta. A nosotros si nos gustaba llamábamos al instante para concertar una visita lo antes posible

⚠︎BE PATIENT!. Llegamos a visitar cinco pisos en una misma semana. Es desesperante lo de las visitas. Cansa mucho y vas con la ilusión de que quizás esta vez sea el piso perfecto y luego te llevas una desilusión. Tranquilidad, merece la pena esperar. 

Es cierto eso que dicen: cuando ves el piso, sabes que es el piso

Una anécdota: una vez un vendedor me intentaba convencer de que el piso que acabábamos de ver era una maravilla. Yo le decía que el piso no estaba mal pero que desde el ventanal del salón se veía al vecino muy cerca y que no me gustaba no ver árboles por la ventana (yo pensando en mi lista), el me contestó "es que no se puede tener todo". Yo os digo lo mismo que le contesté a él "No lo sé, pero voy a buscarlo, y seguramente lo encuentre".

Que nadie te intente convencer que el piso es para ti si tú no lo sientes así. La mas mínima duda es una alerta de que no es tu piso.  

Sigue buscando, aunque estés harto, mira, mira y sigue mira. Eso me lo decía siempre mi madre y qué razón tenía. Es la compra de nuestra vida, y más ahora que es tan difícil acceder a la vivienda para gente joven. Hay que estar seguro de que es el piso y no te preocupes, lo verás en cuando abran la puerta.



4. LA DECISIÓN

Si os cuento cómo conseguimos el piso no os lo creeríais. Salió el anuncio un viernes, nos gustó mucho, llamamos inmediatamente (como siempre) y reservamos una visita. El primer día que enseñaban era el lunes siguiente y cómo trabajábamos pedimos cita por la tarde. Estuvimos todo el fin de semana analizando las fotos y la descripción. Levantamos un plano lo más realista posible a partir de las fotos, analizamos las ventas, el suelo, los enchufes, absolutmente todo. Sacamos de las fotos toda la información que se podía. 
No encontrábamos aparentemente nada raro. Nos mosqueamos, demasiado bueno para ser cierto. Una corazonada nos hizo cambiar la cita, pedimos la primera visita de todas, queríamos ser los primeros en verlo. Si era tan bueno cómo parecía no iba a durar hasta por la tarde, ya nos había pasado.

Sin duda era nuestro piso, era ese.  ¡Se salía de la lista! tenía cosas que yo había descartado de mis lista porque pensé que no tendría acceso a ellas con nuestro presupuesto. Lo vimos y no nos lo podíamos creer, era el piso perfecto para nosotros. Yo renuncié super contenta a un baño por este piso, sólo por este piso. Sacrifiqué uno de mis dos baños por el número uno de mi lista utópica: un trocito del cielo de Madrid.

Pudimos tomar la decisión gracias a que visitamos muchos pisos aunque a priori no fuera el piso perfecto en las fotos. De esta manera aprendes a calibrar si está en su precio o está caro. Es decir, nosotros vimos varios con muchos defectos, y cuando vimos uno casi por el mismo precio pero muchísimo mejor entonces supimos que era un buen precio y estuvimos seguros de dar el paso. Sin todo ese proceso previo habríamos dejado pasar la oportunidad porque no estaríamos seguros.


|  Esta foto fue en plena pandemia y ola de calor, cuando por primera vez subimos a nuestra casa. |

5. LOS TRÁMITES

Esto es un rollo y si queréis ya os lo contaré más despacio. Nos lo gestionó una agencia. Al principio no nos gustaba a idea porque se llevan una comisión altísima y nos daba mucha rabia, pero es verdad que te quitas muchos problemas de la cabeza y si te toca un vendedor complicado, como fue nuestro caso, ellos son los que tienen el contacto con él. 
No sé que aconsejaros en cuanto a esto, agencia o no agencia, depende de cada caso. Es complicado. Al final si el piso que te gusta es de un particular lo vas a coger, y si es de agencia también.
También hay que hablar con todos los bancos y ver todas las posibilidades. A esto también hay que dedicar muchas horas y esto ya no es tan divertido. Nosotros llegábamos del trabajo y estábamos con papeleo hasta que íbamos a dormir. Fueron unas semanas agotadoras.


6. LA FIRMA

El día que se hace la escritura ante notario y te dan las llaves de tu piso creo que es uno de los días más emocionantes que hay.

Miki y yo nos hicimos con un llavero cada uno para nuestras nuevas llaves. 




7. LA MUDANZA

Y lo último fue lo mas emocionante y lo más conmovedor: dejar mi apartamento ideal que tantos buenos momentos nos dio, pero para instalarnos en nuestro piso.
Los muebles que teníamos se nos quedan cortos, tenemos más espacio y se nota. Poco a poco iremos comprando cosas nuevas y completando. Esta parte es mi favorita. Podría pasarme la vida amueblando y decorando pisos.

Os iré contando los avances en futuros posts. Espero que os haya gustado aunque sea largo. Cualquier duda que tengáis podéis dejármela en los comentarios.




xxxxxx
 ♥ Gracias por leer | Thanks for reading ♥


2 Comments

  1. Nosotros también hemos pasado hace poco por el mismo proceso búsqueda/compra piso, y la verdad, es que es muy ilusionante. Aunque te das cuenta de que todo, hasta lo más insignificante, cuesta muuuucho dinero...
    ¿El nuevo tiene dos o tres habitaciones?
    Tiene pinta de ser precioso :)
    Disfrutadlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula!! tienes toda la razón, es un poco desesperante sobre todo eso, el dinero vuela! El nuevo piso tiene dos dormitorios. Tengo muchas ganas de enseñaros todo. Un beso! y gracias por ti mensaje

      Eliminar

Muchas gracias por leerme y comentar / Thank you so much for reading and comment