Esta semana estuve unos día en Bilbao con mi madre que tenia congresos. Yo aproveche para ver a una amiga que vive allí y para inaugurar la temporada de playa!
Tenia muchisimas ganas de mar y sol, no se que tiene pero la playa es como mágica, me quedaría horas y horas tumbada en la arena y seria feliz.