Primera semana de diciembre superada. Me encanta como está la ciudad preparándose para la navidad. La Castellana está llena de luces, son nuevas y quedan preciosas todas blancas en los árboles. Además el otro día estuve estudiando en Starbucks y sonaban villancicos americanos que me recordaron a las navidades que pasamos en Nueva York. Esa mañana pasó lo más inesperado del mundo. Fue de película. Yo estaba estudiando en Starbucks mirando hacia la ventana y de repente pasó una amiga mía de Galicia que hacía mil años que no veía y que había perdido su teléfono. Fue un reencuentro en toda regla porque ella sólo había venido un par de días a Madrid, y no es precisamente pequeño...pues ahí estuvimos poniéndonos al día de todo, me quedé con una sensación estupenda todo el día, me hizo mucha ilusión.

First week of December is over. I love how the city is getting ready for Christmas. The Castellana is full of lights, new and beautiful all white hanging from the trees. Also the other day I was studying at Starbucks and American carols were playing so that reminded me a lot of the Christmas I spent in New York two years ago. That morning happened the most unexpected thing in the world. It was a moment like in the movies. I was at Starbucks looking out the window when suddenly a friend of mine from Galicia was standing there, just in front of my eyes. We did't see each other for a long time and I had lost her phone. It was a huge coincident. she was spending just a couple of days in Madrid, and it is not exactly small ... well there we were catching up all and I left with a great feeling, It was really exciting.