-Escuche. ¿Conoce usted esos días en que se ve todo de color rojo?



-¿Color rojo? Querrá decir negro.
-No, se tiene un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. ¿Le ha ocurrido a usted alguna vez?
-Si...
-Pero cuando me pasa lo único que me va bien es cogerme un taxi e irme a Tiffanys. Me calma enseguida la tranquilidad y el aspecto lujoso que tiene. Nada malo podría ocurrirme allí.
Si pudiera hallar algún sitio en el que me encontrara con ese sosiego que se respira en Tiffany...entonces compraría algunos muebles y butizaría al gato


Holly Golightly y Paul Varjak
Desayuno con diamantes, 1961

Hoy podría decirse que es un día rojo y también casi negro...esa sensación de estar angustiada por algo, pero no saber que pasa. Como a la espera de que ocurra algo que nunca llega.
El tiempo no ayuda, la lluvia hace que el día sea negro, pero hoy entiendo a lo que se refería Holly con sus días rojos. Es inexplicable, como una sensacion extraña.
Además esta mañana he estado viendo imágenes del terremoto y el tsunami de Japón y la verdad que no he podido quitármelas de la cabeza en todo el día.
Especialmente me han impactado estas imágenes del NY Times

Satellite Photos of Japan, Before and After the Quake and Tsunami

Supongo que lo único que puedo hacer es dejar pasar el día e intentar pensar que cuando me despierte mañana esta sensación habrá desaparecido y poco a poco el día rojo ira desapareciendo.
Today I can say it's a red day and also almost black ...I have that feeling of being upset about something but not knowing what happens. As waiting for something to happen that never comes.
The weather did not help. Rain makes the day be black, but now I understand what Holly was referring to with his red days. It is inexplicable, a strange sensation.

Also, this morning I've seen pictures of the earthquake and tsunami in Japan and the truth is that I could not get this pictures out of my mind tsince then.
I especially have impacted these images of the NY Times

Satellite Photos of Japan, Before and After the Quake and Tsunami

I guess all I can do is to let the day end and try to think that when I wake up tomorrow this feeling will disappear and gradually the red day will fade.